¿Necesito un abogado para una ejecución hipotecaria?

Al lidiar con una ejecución hipotecaria no sabemos en qué situaciones podría ser mejor contar con los servicios de un abogado. Hay casos en los cuales es esencial contar con uno, por ejemplo, si usted cuenta con una defensa válida en contra de la ejecución que le otorgaría la facultad de quedarse con su casa. Pero, así como hay situaciones en las cuales se precisa de un abogado, también hay situaciones en las cuales no lo necesitará. Planteemos la siguiente situación por ejemplo; su objetivo es permanecer en el inmueble (sin pago) a lo largo de la ejecución hipotecaria. En este escenario usted no precisaría de los servicios de un abogado.

Cuándo podría ser mejor contar con un abogado.

Si tiene una defensa y su objetivo es conservar el inmueble.

Cuando se tiene enfrente una ejecución hipotecaria se puede tener alguna defensa que le beneficie y le permita conservar su hogar, en esta situación es recomendable que contrate un abogado calificado para que lo guíe en el proceso. A continuación, nombraremos algunas situaciones en las cuales es recomendable contar con los servicios de un abogado:

  1. Su acreedor está faltando al debido proceso de la ejecución hipotecaria.
  2. El acreedor al iniciar la ejecución hipotecaria no tiene cómo demostrar que posee su préstamo, es decir, que no tiene legitimación para iniciar la ejecución hipotecaria.
  3. El administrador cometió un grave error con su cuenta.

Cada defensa en contra de una ejecución hipotecaria es diferente y cada una tiene sus parámetros establecidos. Al presentar la defensa usted tendrá que sustentarla ante la corte. Tendrá que presentar su propia demanda si la ejecución hipotecaria no es judicial. De cualquier forma, el proceso implica realizar un argumento legal, presentar documentos ante el tribunal, seguir las reglas de evidencia y demás. Un abogado especialista en procesos de ejecución hipotecaria le ayudará a formular los argumentos, presentar los documentos correspondientes y realizar las demás diligencias. Se ha demostrado que al contar con un abogado las probabilidades de montar una defensa exitosa contra la ejecución hipotecaria son mayores.

Si usted forma parte del ejército.

Las personas que son miembros activos del servicio militar cuentan algunos beneficios especiales en una ejecución hipotecaria. Asimismo, cuentan con ciertos derechos, los cuales se estipulan en la Ley del Socorro Civil para Miembros del Servicio (SCRA). El SCRA es bastante extenso y complejo. Entonces, si usted es parte del servicio militar, contratar a un abogado es definitivamente su mejor opción. Un abogado le informará y explicará sobre todos sus derechos contemplados en la SCRA y le ayudará a garantizar que su acreedor cumpla con la ley.

Si el acreedor está dándole seguimiento dual al caso.

Si ha solicitado una mitigación de pérdidas y el administrador lleva a cabo un seguimiento dual (realiza una ejecución hipotecaria mientras está pendiente una solicitud para una alternativa a ésta), usted querrá enfrentar está violación al debido proceso inmediatamente para impedir la venta. Cuando se completa una ejecución hipotecaria es muy difícil recuperar el inmueble. Contar con un abogado le ayudará a obtener mejores resultados antes de que se complete una venta.

Si usted quiere obtener información sobre el debido proceso de una ejecución hipotecaria y qué debe hacer durante una.

Siempre es buena idea obtener información sobre el proceso de una ejecución hipotecaria. De esta forma, estará preparado para enfrentarse a esta si llega el momento. Si ha investigado y consultado las normas por su cuenta, pero, aún no comprende algunos términos legales, podría ser buena idea consultar con un abogado.

Cuándo podría prescindir del servicio de un abogado.

Si desea vivir en el inmueble de forma gratuita durante la ejecución hipotecaria.

Si usted desear quedarse en el inmueble a lo largo del proceso de ejecución hipotecaria, no es necesario contar con los servicios de un abogado. Legalmente el inmueble en donde usted habita es de su propiedad hasta que se realice la compra-venta mediante la ejecución hipotecaria. Usualmente usted puede permanecer en el inmueble hasta ese momento, aunque, en algunos estados es posible que pueda permanecer en la propiedad hasta el vencimiento de un periodo de redención posterior a la venta (si su ley estatal lo establece) o hasta que ocurra alguna otra acción.

Excepción: Usted podría necesitar un abogado si…

Si su plan es vivir en su hogar durante toda la ejecución hipotecaria, es recomendable que busque a un abogado que lo ayude si el banco o el acreedor cambian las cerraduras del inmueble en nombre de la «preservación de la propiedad».

Si quiere obtener algo de tiempo extra para vivir en el hogar.

En caso de que su objetivo sea obtener algo de tiempo extra para vivir en el inmueble antes de que se complete la ejecución hipotecaria, puede enviar una solicitud de mitigación de pérdidas al acreedor. La ley federal (y algunas leyes estatales) prohíben el seguimiento dual. Entonces, puede vivir en su inmueble durante el tiempo que el administrador revise su solicitud. En la mayoría de los casos, también tendrá un tiempo extra durante la apelación. Es más, es probable que usted obtenga una modificación de préstamo para que su cuota baje y obtenga así una alternativa a la ejecución hipotecaria.

Tenga en cuenta que, si su acreedor ya revisó su solicitud de mitigación de pérdidas, no puede realizar otra solicitud para detener la ejecución hipotecaria. La ley federal contempla que, si actualizó su préstamo en cualquier momento desde que se presentó una solicitud completa de mitigación de pérdidas, y el acreedor ya revisó dicha solicitud, el acreedor debe realizar otra revisión si vuelve a presentar la solicitud.

Si usted no cuenta con alguna defensa contra la ejecución hipotecaria.

Si usted no tiene una defensa válida contra la ejecución hipotecaria, no tiene mucho caso que contrate los servicios de un abogado. Supongamos que dejó de realizar sus pagos y no tiene ninguna intención de hacerlos y considera que el acreedor lo ha tratado de manera justa llevando el debido proceso. Entonces, no figura ninguna causal para que haga uso de los servicios de un abogado.

No tiene cómo pagar y no quiere conservar el inmueble.

Si no puede realizar los pagos de las cuotas del inmueble y no quiere quedarse en este, podría ser una pérdida de tiempo, esfuerzo y dinero contratar a un abogado para tratar de retrasar la ejecución hipotecaria. En cambio, debería utilizar ese dinero para encontrar un nuevo logar en donde vivir.

Deja un comentario