¿Cuánto dinero podría recibir por una demanda de daño personal? (Personal Injury Case)

Si está considerando presentar una demanda por lesiones personales resultantes de un accidente automovilístico, una caída o por cualquier otro tipo de lesión, es posible que se pregunte ¿cuánto vale mi caso?. La respuesta se reduce a «los daños»; es decir, cuánto le han costado sus daños físicos y mentales monetariamente (y, en algunos casos, de si la conducta del acusado debe ser penalizada).

En un caso de lesiones personales, los daños monetarios son pagados al lesionado (el demandante) por la persona o institución legalmente responsable por el accidente (el demandado o su asegurador). Ambas partes pueden negociar un acuerdo para una indemnización por daños. De la misma forma, dicha indemnización puede ser ordenada por un juez al finalizar el juicio en el tribunal.

A continuación, se explicaran los tipos de daños más comunes en estos casos y cómo una indemnización puede verse afectada por la acción (o la falta de la misma) del demandante.

Daños Compensatorios en Casos de Lesiones Personales.

En Estados Unidos la mayoría de los daños por lesiones personales se definen como «compensatorios», lo que significa que están destinados a compensar al demandante por lo que perdió debido al accidente o lesión. Una indemnización por daños y perjuicios tiene el propósito de valorar en dólares todos los daños causados por un accidente. Algunos daños compensatorios son relativamente fáciles de cuantificar. Por ejemplo, un reembolso por daños a la propiedad privada y facturas médicas. Es más difícil atribuir un valor monetario al dolor y al sufrimiento o a la capacidad de disfrute por limitaciones físicas causadas.

En resumen, estos son los tipos de daños compensatorios más comunes:

  • Tratamiento médico. Una indemnización casi siempre incluye el costo de la atención médica asociada al accidente: reembolso por el tratamiento recibido y compensación por el costo estimado de la atención médica que necesitará en el futuro debido al accidente.
  • Es posible que tenga derecho a una compensación por el impacto del accidente en su salario. Esto se refiere no solo los ingresos que ya perdió, sino también el dinero que hubiera podido obtener en el futuro de no ser por el accidente. En casos de lesiones personales, una indemnización por daños basada en ingresos futuros se caracteriza como una compensación por la «pérdida de capacidad» de una víctima del accidente.
  • Pérdida de bienes. Si algún vehículo, ropa u otros artículos se dañaron por el accidente, es probable que tenga derecho a un reembolso por el valor justo de mercado de la propiedad que se perdió.
  • Dolor y sufrimiento. Es posible que tenga derecho a recibir una compensación por el dolor y la incomodidad que sufrió durante el accidente. De la misma forma, podría recibir una compensación por cualquier dolor en curso que pueda atribuirse al accidente.
  • Estrés emocional. Generalmente está vinculado a accidentes más graves. Los daños por angustia emocional compensan al demandante por el impacto psicológico de una lesión. En esta categoría se incluyen padecimientos como miedo, ansiedad y pérdida de sueño. Algunos estados consideran la angustia emocional como un tipo de daño equivalente al «dolor y sufrimiento».
  • Pérdida de la capacidad de disfrutar. Usted puede tener derecho a ser compensado por «pérdida de disfrute». Por ejemplo, cuando no puede realizar sus actividades cotidianas (hacer ejercicio, jugar un deporte, etc.) a causa de las lesiones ocasionadas por el accidente.
  • Pérdida de relaciones interpersonales. Estos daños se relacionan con el impacto que tienen las lesiones en la relación del demandante con su cónyuge. Por ejemplo, la pérdida intimidad o la incapacidad de mantener una relación sexual están incluidas en esta categoría. Algunos estados también toman en cuenta el impacto en la relación padres- hijos. En algunos casos, esta compensación se otorga directamente al miembro de la familia afectado en lugar de al demandante lesionado.

Indemnización punitiva en casos de lesiones personales.

En los casos en los que la conducta del acusado se considera particularmente grave o escandalosamente descuidada, al demandante se le pueden otorgar una indemnización por daños y perjuicios. Los indemnización punitiva se otorga al demandante. Sin embargo su objetivo real es castigar al acusado por su conducta, «pegarle en el bolsillo», por así decirlo, y actuar como elemento disuasivo. Dado que no es inusual que las indemnizaciones punitivas lleguen hasta las decenas de millones de dólares, la mayoría de los estados han establecido un límite para este tipo de indemnizaciones.

¿Cómo las acciones del demandante (o la falta de acción) pueden afectar una indemnización por daños?

En algunos casos, el rol de una persona lesionada en un accidente, o su falta de acción después de ser lesionada, puede disminuir la posibilidad de indemnización.

  • La negligencia comparativa. Si usted es culpable (incluso parcialmente) por el accidente que causó sus lesiones, es probable que cualquier indemnización por daños lo refleje. Esto se debe a que la mayoría de los estados se adhieren a un estándar de «negligencia comparativa» que vincula los daños al grado de culpa.
  • Negligencia contributiva. Algunos estados siguen el concepto de «negligencia contributiva» para los juicios por lesiones personales. En estos casos, es posible que no se le pueda asignar ninguna compensación si se considera que tiene culpa parcial del accidente.
  • Después del accidente: la ley en la mayoría de los estados establece que los demandantes tomen medidas para minimizar el impacto financiero de los daños por el accidente laboral. Si el demandante, por ejemplo, no busca atención médica después del accidente, y sus lesiones empeoran es más probable que no reciba una indemnización.

Deja un comentario