¿Los planes prepago de servicio legal en Estados Unidos valen la pena?

Tomando en cuenta los honorarios de los abogados hoy en día, los servicios prepagos parecen una buena idea, pero ¿de verdad lo son?

Pregunta: ¿Cuál es su opinión sobre los servicios legales prepagos? 

Respuesta: No queremos ser aguafiestas, pero los servicios legales prepagos podrían terminar no ahorrándole ni un centavo en honorarios legales. En Estados Unidos, los planes prepagos son un tipo de plan de seguro legal ofrecido por varias compañías diferentes y comercializado a través de empleadores, sindicatos, cooperativas de crédito, grandes almacenes, compañías de tarjetas de crédito e incluso puerta a puerta. La teoría es que los servicios legales, al igual que las nueces y otros frutos secos, son más baratos cuando se compran a granel. Una tarifa anual relativamente baja, a veces inferior a $100 dólares, se vende como una forma segura de cubrir una serie de cuotas legales.

No obstante, la mayoría de los planes de bajo costo cubren solo un par de consultas telefónicas y algunos servicios básicos, como los testamentos. Usted, incluso, podría recibir un descuento por otros tipos de servicios legales. Sin embargo, la tarifa resultante a menudo no será mucho menor de lo que podría conseguir por fuera de estos planes. Los mejores y más caros planes cubren por completo ciertos servicios legales, como divorcios, bancarrotas y defensas por conducir en estado de ebriedad. Además para evitar conflictos de interés, estos planes no permiten que los abogados que brindan consultas telefónicas se remitan los casos a sí mismos.

Considere la probabilidad de que necesite cubrir cualquiera de estos servicios y piense en cuántas de estas tareas, como redactar un testamento o solicitar un divorcio, puede hacerlo por su cuenta con la ayuda de una página web o contratando a un abogado por su cuenta. Debido a que la mayoría de las personas recurre a un abogado solo unas pocas veces en sus vidas, este podría ser un seguro del que usted puede prescindir. Pero, si decide contratarlo, no escriba ese cheque hasta que sepa exactamente lo que cubre el plan y lo que tendrá que pagar por su cuenta. También pregunte si los abogados de consulta telefónica del plan pueden recomendar sus propios servicios. Si es así, corre el riesgo de comprar un esquema de enganchamiento fraudulento.

Deja un comentario