Mala Praxis: ¿Cuándo puede demandar a un hospital por negligencia?

Los hospitales son responsables de la negligencia de sus empleados, pero las instalaciones en sí no siempre son responsables por la mala praxis que pudiera suceder dentro de ellas.

Si usted ha sufrido algún daño o lesión mientras se encontraba recibiendo tratamiento médico en un hospital, ¿puede usted demandar al hospital por negligencia o mala práxis médica? Aunque a menudo hay casos de hospitales en problemas legales por tratamientos incompetentes brindados por sus trabajadores como enfermeras, muchas veces no son responsables de los casos de negligencia médica causada por un doctor.

A continuación, se presenta una introducción sobre cuándo un hospital es o no es responsable de la negligencia médica cometida por empleados, médicos, anestesiólogos y otros proveedores de salud.

Los hospitales son responsables por las acciones de sus trabajadores.

Si alguien es empleado de un hospital, el hospital por lo general será responsable si este lastima a un paciente actuando de manera incompetente. En otras palabras, si el empleado es negligente (no es lo suficientemente precavido al momento de tratar o lidiar con un paciente), el hospital estará en apuros ante cualquier daño o lesión que resúltase en el paciente.

Recuerde que no todo error o evento desafortunado que suceda en un hospital tiene el grado de negligencia médica.

Usualmente las enfermeras, los técnicos médicos y el personal de apoyo son empleados del hospital. Por lo tanto, siempre y cuando el trabajador estuviera haciendo algo relacionado con su empleo al momento de causar un daño o lesión a un paciente, éste casi siempre estará en posición de demandar al hospital por los resultados que sucedieren. Por ejemplo, si una enfermera registrada (RN, Regitered Nurse) empleada de un hospital le inyecta vía IV (intravenosa) un medicamento equivocado y el paciente termina sufriendo algún tipo de lesión como resultado de esta acción, el hospital podría ser considerado responsable de este error.

Por otro lado, si un doctor comete un error y lastima a un paciente mientras trabaja en el hospital, esto no es responsabilidad del hospital a menos que el médico esté contratado como empleado del mismo, lo cual no es algo común.

Además si un trabajador de un hospital comete una mala práctica mientras esté bajo la supervisión de un doctor, el paciente puede demandar al doctor, dejando al hospital libre de responsabilidades. SI el empleado estaba bajo el cargo de un doctor al momento de ocurrir la mala praxis depende de algunas situaciones:

  • Si el doctor estaba presente.
  • Si doctor tuvo la capacidad de prevenir la negligencia.

Por ejemplo, un cirujano puede ser encontrado responsable si una enfermera que estaba bajo su cargo no cuenta bien las esponjas quirúrgicas y, como resultado, el cirujano olvida una dentro del paciente.

¿Es el doctor un empleado del hospital?

En Estados Unidos contestar esta pregunta es algo complicado pero importante de determinar al momento de decidir si el hospital en sí puede ser demandado cuando un doctor ha brindado un servicio de mala calidad, causando un daño en el paciente.

El que un médico sea o no considerado empleado de un hospital, dependerá de la naturaleza de su relación con el hospital como centro laboral. Si bien, algunos doctores son empleados del hospital, la mayoría no lo son. Estos últimos laboran como contratistas independientes ante la ley. Esto significa que el hospital no será responsable de la negligencia cometida por el médico, aun cuando ésta ocurra en sus instalaciones y el médico esté afiliado al hospital.

Es más probable que el médico sea un empleado si:

  • El hospital controla sus horas de trabajo y de vacaciones o,
  • El hospital le establece costos y tarifas para cobrar.

Excepciones; cuando los hospitales pueden resultar responsables por las acciones de los médicos no empleados.

Aún cuando el hospital no suele resultar responsable por la negligencia de un médico contratista independiente, hay un par de situaciones en las que esto podría ser diferente.

El hospital parecía ser empleador del médico.

Si el hospital no le aclara al paciente que el medico no es un empleado, el paciente puede demandar al hospital por negligencia medica. Los hospitales suelen tratar de evitar estos problemas informando a los pacientes que el doctor no es empleado del hospital en el formulario de admisión.

Esta situación es diferente para pacientes tratados en las salas de emergencias (ER). En este caso por lo general, los hospitales no tienen oportunidad de informar a los pacientes que el médico no es su empleado. Por lo tanto, los pacientes de ER pueden demandar al hospital por la negligencia de un médico. Existen algunos estados en los que un hospital puede ser demandado por negligencia médica ocurrida en la ER sin importar lo que el paciente creyera o supiera.

El hospital mantiene a un médico incompetente en su personal.

Algunos estados dictan que un hospital es responsable si protege mediante privilegios de personal a un doctor incompetente o peligroso. Esto incluso si el médico es un contratista o trabajador externo. Por ejemplo; si un médico tiene una fuerte adicción a las drogas y la administración del hospital está al tanto o era muy obvio deducirlo, el paciente lesionado por este médico puede demandar al hospital.

Deja un comentario