Regulaciones tributarias para vendedores a distancia (remotos) y en línea después del caso Wayfair

Muchos estados están aprobando nuevas leyes para vendedores a distancia o remotos y en línea luego de la decisión de la Corte Suprema en el caso Wayfair.

El 21 de junio de 2018, la Corte Suprema de los Estados Unidos cambió las reglas para el cobro de impuestos a las ventas de minoristas establecidos ​​en Internet. En su resolución del caso South Dakota v. Wayfair Inc., el Tribunal declaró que cada estado puede exigir que los vendedores en línea cobren el impuesto estatal sobre las ventas . Esta sentencia revoca la decisión de la Corte del año 1992 en relación a Quill Corporation v. North Dakota. El caso de Quill prohibió a los estados exigir a una empresa el cobro de impuestos sobre las ventas a menos que tuviera una ubicación física en el estado.

Durante muchos años, los estados argumentaron que estaban perdiendo mucho dinero al no poder cobrar impuestos sobre las ventas en Internet a los clientes ubicados en sus estados. Anteriormente, la carga recaía sobre el cliente y no sobre el vendedor. En este caso, el impuesto se denomina impuesto de uso en lugar de impuesto de ventas, y los clientes a menudo simplemente no pagaban el impuesto de uso al estado.

Si usted vende a través del Internet, debe saber cuáles estados han promulgado leyes que exigen el cobro del impuesto sobre las ventas por parte de los vendedores en línea. Para que se le exija cobrar el impuesto sobre las ventas, ese estado debe haber aprobado una ley que le permita hacerlo.

Varios estados ya han promulgado nuevas leyes. Frecuentemente, estas leyes se refieren a los vendedores en línea como «vendedores remotos». En la mayoría de los casos, un vendedor es considerado «remoto» si tiene:

  • Un número mínimo de ventas a diferentes clientes dentro del estado.
  • Un monto mínimo en dólares de ventas a clientes dentro del estado.

La ley exige que el vendedor cobre y pague el impuesto a las ventas. Además, el vendedor debe registrarse ante la autoridad fiscal del estado.

La fecha en que un vendedor remoto debe comenzar a cobrar el impuesto sobre las ventas varía de un estado a otro. Según algunas leyes, los vendedores tendrán que cobrar impuestos sobre las ventas de manera retroactiva.

Sin embargo, el estatus de las nuevas leyes estatales sigue siendo incierto. Para finales de 2018, ya había una propuesta de ley federal concerniente al impuesto sobre la venta a vendedores remotos que, de ser aprobada, podría invalidar o requerir cambios a las nuevas leyes en muchos estados.

Independientemente de lo que suceda con la propuesta de ley federal, se espera que la decisión de la Corte Suprema en el caso Wayfair signifique el cobro de una cantidad sustancialmente mayor de dinero por impuestos sobre las ventas por parte de los estados. Además, para los vendedores remotos, la decisión puede significar que necesitarán un software de impuesto sobre las ventas para mantenerse al día sobre cuáles estados y localidades recaudan dicho impuesto y a qué tasa.

Deja un comentario