Tipos de hurto: hurto menor, hurto grave, y más.

El hurto (theft, no confundir con robo: robbery) es un delito también conocido como «latrocinio». En general, el delito ocurre cuando alguien toma y se lleva la propiedad de otra persona sin permiso y con la intención de privar permanentemente al propietario de la misma. Los estatutos estadounidenses establecen diferentes tipos de hurto. Tal vez la distinción más básica entre estos es la que existe entre hurto menor y hurto grave.

Hurto menor y hurto grave.

Un hurto puede ser categorizado como hurto grave por una variedad de razones. (Dependiendo de la jurisdicción, el delito puede llamarse hurto en primer grado o first degree theft). Las leyes en muchos estados consideran que existe un hurto grave cuando:

  • La propiedad tomada no es una cantidad mínima, digamos de $500 a $1,000 dólares o más.
  • La propiedad se toma directamente de una persona, pero sin usar la fuerza o el miedo. (Si se utilizara la fuerza o el miedo, el crimen sería un robo.) Un ejemplo sería hurtar de la bolsa de una persona desprevenida.
  • Se toman determinados tipos de bienes. Por ejemplo, el hurto de autos y algunos tipos de animales son a menudo considerados hurto mayor, independientemente del valor real de los bienes en el mercado.

Un hurto que no califica como un hurto grave puede ser un hurto menor, o una ofensa intermedia (second degree theft). Washington, por ejemplo, tiene primer grado, segundo grado y tercer grado de robo. (Wash. Rev. Code Ann. §§ 9A.56.030 y siguientes (2018).)

Hurto de mercancía: hurto en tiendas (shoplifting).

Algunos estados tienen leyes que establecen el delito de hurto en tiendas. Otros podrían enjuiciar lo que nosotros consideramos delitos de hurto en tiendas, mediante estatutos más amplios de hurto. De cualquier manera, en su esencia, el hurto en tiendas es el delito en que se toman bienes de una tienda sin antes pagar por ellos. Así es como se podría describir este delito:

  • Conscientemente tomar posesión de mercancía que estaba destinada para la venta en una tienda minorista,
  • esto sin el consentimiento o el conocimiento del comerciante,
  • con la intención de quedarse con la mercancía o simplemente privar permanentemente al comerciante de ella, y
  • sin pagar el precio del producto.

Esconder la mercancía puede ser considerado un elemento de hurto en tiendas. De hecho, es posible que un estado tenga un delito separado bajo la línea de «ocultación intencional y consciente» de mercancía. Este delito ocurre cuando el acusado esconde intencionalmente la mercancía mientras está en las instalaciones de la tienda.

Hurto implicando objetos perdidos.

Quedarse con una propiedad perdida puede calificar como hurto si el que la encuentra pudiera haberla devuelto sin problemas a su dueño. Por ejemplo, si Mary anda en bicicleta por un carril desierto y ve un billete de $100 dólares flotando en un charco al lado de la acera, Mary no sería culpable de hurto si se lo queda. Sin embargo, la situación es diferente si, mientras ella anda en bicicleta, ve a Freddy tirar un billete mientras se baja del auto. Freddy no se da cuenta de que ha dejado caer el dinero se aleja. Si Mary se acerca, recoge el billete y se lo queda, es probable que haya cometido hurto. Debido a que Mary sabe que el dinero pertenece a Freddy y tuvo una oportunidad razonable para devolverlo, ella comete un hurto al no intentar devolver el billete. Desde un punto de vista legal, el que Mary se quedara con el dinero cuando pudo haberlo devuelto con facilidad a su legítimo dueño, se conoce como un caso de constructive taking.

Hurto implicando propiedad robada.

Comprar o mantener bienes hurtados generalmente se traduce en un delito conocido popularmente como posesión de bienes robados. Para condenar a un acusado por recibir bienes robados, el gobierno normalmente tiene que probar que la propiedad en posesión del acusado fue robada. Después, debe probar que el acusado adquirió dicha propiedad a sabiendas que esta es robada. Por lo general, el gobierno tiene que basarse en pruebas circunstanciales para tratar de probar que el acusado sabía y entiende el origen de la propiedad. Por lo general, el caso se basa en evidencias que habrían alertado a cualquier persona razonable de que los artículos eran de dudosa legalidad.

Obtenga ayuda legal.

Hay muchos tipos de hurto, incluyendo algunos que no se tratan en este artículo. Para obtener mayor información sobre la ley relativa a este tipo de delitos en su jurisdicción, consulte a un abogado. Si usted enfrenta cargos, un abogado de defensa criminal con experiencia en el sistema de tribunales locales y en casos como el suyo, debería poder explicarle la ley y el procedimiento pertinente.

Deja un comentario