¿Cómo se establece una fianza en Estados Unidos?

Los jueces establecen una fianza (bail) inicialmente basada en una «programación de fianzas», pero pueden aumentar o disminuir la cantidad establecida según las circunstancias individuales de cada caso.

Los jueces generalmente fijan el monto de la fianza en la primera comparecencia judicial tras el arresto de un sospechoso. Esto puede tener lugar en una audiencia de fianza o una lectura de cargos. Los jueces normalmente se adhieren a las prácticas estándar (por ejemplo, establecer una fianza de $500 dólares por delitos menores no violentos). Sin embargo, pueden aumentar o disminuir esta cantidad, o incluso descartar la fianza por completo y conceder la libertad bajo palabra de acuerdo con las circunstancias de cada caso.

Los acusados no necesitan un abogado para asistirlos cuando se fija la fianza. Un acusado puede pagar la fianza en efectivo personalmente o hacer los arreglos telefónicos con un afianzador (bail bond seller) para que éste y haga los arreglos correspondientes de la fianza. Cuando el acusado sigue arrestado, sus familiares o amigos pueden ir a la cárcel o al tribunal y pagar la fianza en efectivo o conseguir la fianza con un afianzador.

Factores que influyen el valor de la fianza.

Además de la gravedad del delito acusado, el monto de la fianza generalmente depende de factores como los antecedentes penales del acusado, si un acusado está empleado y si tiene vínculos estrechos con familiares y la comunidad.

AJUSTE DE LA FIANZA POR ALGORITMO.

En años recientes, los tribunales han comenzado a utilizar las matemáticas para apoyar la toma de decisiones sobre la libertad preventiva. En estas jurisdicciones, cierta información selecta sobre el acusado se ingresa en un programa y se obtiene un puntaje o recomendación. Se supone que estos algoritmos de fianza, que consideran factores como la edad y los antecedentes penales, evalúan el riesgo de que el acusado cometa otro delito o no comparezca ante el tribunal.

En algunas circunstancias, los jueces pueden negar legalmente la fianza por completo. Por ejemplo, si otra jurisdicción ha puesto una orden de detención sobre un acusado, es probable que el juez mantenga al acusado bajo custodia al menos el tiempo suficiente para que la otra jurisdicción avance en su caso. En este caso, se puede negar la fianza al acusado pues lo más probable es que huya de la jurisdicción antes de que concluya el caso.

Esquemas de fianzas.

En muchas áreas del país, los acusados pueden pagar una fianza en la policía incluso antes de ser llevados a la Corte para una audiencia de fianza o una comparecencia. Muchas cárceles han publicado esquemas de fianzas, que especifican la fianza a pagar por delitos comunes. Un acusado arrestado puede obtener la liberación inmediatamente después de ser detenido pagando la fianza establecida en dicho esquema. Los esquemas de fianzas pueden variar considerablemente según la localidad, el tipo de delito y el lugar de residencia.

Como regla general, la fianza por delitos graves es de cinco a diez veces la fianza requerida por delitos menores. Cuanto más grave y peligroso sea el delito, mayor será la fianza. Asimismo, los esquemas de fianzas inflexibles. La policía no aceptará una fianza menor a la establecida en el esquema. Los acusados que quieran pagar menos deberán comparecer ante un juez primero.

Como alternativa o además de estos esquemas, algunas áreas tienen jueces de servicio. Un juez de turno está disponible para acordar la fianza por teléfono, sin la necesidad de una audiencia judicial formal. Al igual que un esquema de fianza, usar los servicios de un juez de turno es una opción para los acusados arrestados que quieran salir de la cárcel antes de ir a la corte.

Prácticas policiales que afectan el monto de la fianza.

Desafortunadamente para algunos sospechosos que quieren salir de la cárcel rápidamente, la policía suele acusar a los sospechosos arrestados de los cargos penales más graves posibles que estén respaldados por los hechos a su disposición. Por ejemplo, la policía puede tratar la posesión de una pequeña cantidad de marihuana (un delito menor en la mayoría de los estados) como un arresto por posesión de marihuana con la intención de vender (un delito grave en todos los estados). Aunque es casi seguro que tal cargo se reduzca a delito menor más adelante, será un delito grave para los fines del la asignación de la fianza, por lo que esta se establecerá en consecuencia.

Deja un comentario