¿Cuánto vale su reclamo de resbalones y caídas?

Si usted se lesionó por una caída debido a una condición peligrosa en la propiedad de otra persona, puede presentar una demanda contra el dueño de la propiedad. Sin embargo hay factores a considerar antes, que varían de caso a caso. Además, las reglas en cada estado son diferentes. Sin embargo, hay algunas consideraciones generales que deberían ayudarlo a tener una idea de lo que podría valer su reclamo.

Cuentas médicas (presente y futuro).

Las facturas por tratamientos médicos relacionados con la caída o el resbalón serán una de las principales medidas para calcular sus daños por lesiones. Dependiendo de dónde viva, la cantidad utilizada para calcular sus daños puede ser la cantidad facturada por el proveedor de atención médica o la cantidad que el proveedor de atención médica negoció para recibir como pago total. A menudo, los proveedores de atención médica aceptan recibir menos del monto facturado real. Por lo tanto, es importante saber cuales son las reglas en su jurisdicción.

Un reclamo válido de resbalón y caída (slip and fall) generalmente vale cuando menos el valor de sus facturas médicas. Por lo tanto, usted puede asumir con cierta seguridad que tiene derecho a recuperar al menos esa cantidad. Además, puede tener derecho a recuperar lo que se conoce como pago por «dolor y sufrimiento».

 Dolor y sufrimiento en un reclamo de resbalón y caída.

El dolor y sufrimiento puede ser el elemento menos predecible de los daños, en términos de que se desconoce su valor real. No existe una serie de estrictas reglas para calcular este factor; sin embargo, el monto de sus facturas médicas es generalmente lo que se usa como punto de partida.

Dependiendo de la gravedad y la permanencia de sus lesiones, los abogados y/o ajustadores de seguros que evalúan su reclamo generalmente determinan un multiplicador apropiado para usar, junto con el monto de sus facturas médicas, y así calcular la cantidad adicional a la que tiene derecho. Por ejemplo, si se cayó por un tramo de escaleras, se rompió varios huesos y caminará cojeando el resto de su vida, el valor de su dolor y sufrimiento puede ser diez veces el valor de sus facturas médicas. Sin embargo, si se resbaló con cera en el piso de la tienda de comestibles y se torció ambas muñecas pero se recuperó por completo en un mes; el valor de su dolor y sufrimiento solo puede ser 0.5 veces el valor de sus facturas médicas.

Es importante recordar que algunas lesiones no aparecen hasta mucho después del accidente. Por esta razón, es aconsejable negociar el monto de su reclamo por resbalón y caída teniendo en cuenta futuras lesiones.

Salarios perdidos.

Si usted tuvo que faltar a su empleo debido a las lesiones, probablemente tenga derecho a reclamar el valor de los salarios perdidos. Usted tendrá que verificar la cantidad que gana y el tiempo que perdió, generalmente podrá hacerlo con una declaración de impuestos o talón de pago. Es probable, además, que su patrón tenga que testificar, por escrito, la cantidad de tiempo que perdió debido a su lesión y su salario o tasa salarial típica.

Pérdida de capacidad de ganancia.

Si sus lesiones fueron tan graves que no es capaz de seguir llevando a cabo el tipo de trabajo que realizaba antes de lastimarse, y no es capaz de ganar tanto como lo hizo anteriormente, es posible que pueda recuperar una cantidad llamada (y destinada a compensar su) «pérdida de capacidad de ganancia». Un experto (generalmente un especialista en rehabilitación vocacional) deberá ofrecer su testimonio para respaldar su reclamo. Esto, después de una evaluación completa de sus lesiones, su ocupación y sus perspectivas de trabajo futuro.

Si establece con éxito que su capacidad de ganar dinero ha disminuido debido a sus lesiones, el dueño de la propiedad puede compensarle por esa pérdida de dos maneras distintas:

  • Pagar para que usted sea entrenado/ se eduque en un campo diferente, o
  • pagándole una suma global por el monto de su capacidad de ingresos reducida.

Gastos imprevistos.

Las personas a menudo incurren en gastos adicionales debido a una lesión. Por ejemplo, una persona puede gastar $250 dólares adicionales en gasolina cada mes para viajar a sus citas médicas. Es posible que pueda recuperar la cantidad de dichos gastos incidentales pero deberá demostrar alguna conexión racional y real entre el gasto y la lesión.

Deja un comentario