Ejemplos de casos de negligencia dental.

Infecciones dentales.

El mal manejo de una infección o una lesión que después de convierte en infección puede terminar en abscesos, artritis séptica y hasta la muerte.

Extracciones.

Las extracciones son el procedimiento que incurre en más demandas por negligencia. Puede que un paciente necesite ser hospitalizado por una infección tras un tratamiento, y éste muera o sufra una herida permanente. Ejemplos de lesiones provocadas por extracciones incluyen perforaciones en huesos, lesiones de nervios, instrumentos médicos que son “olvidados” dentro del paciente (como fresas o pedazos de metal), etc.

Enfermedad periodontal.

Muchas veces, al tratar enfermedades periodontales, ya sea por falta de pericia o interés, no se tomas las radiografías pertinentes. El fallar en detectar este tipo de padecimiento en la encía, puede culminar en la pérdida de piezas dentales.

Endodoncias mal practicadas.

Algunas de las lesiones causadas por una endodoncia practicada incorrectamente incluyen instrumentos olvidados en las raíces de los dientes, infecciones perforaciones de hueso, embolias gaseosas e infecciones. En cuanto a las infecciones, las más graves involucran abscesos cerebrales y osteomielitis. Tomando en cuenta lo anterior, las fatalidades como resultado de infecciones resultado de una endodoncia mal practicada, no son realmente tan raras.

Problemas con implantes dentales.

Por lo general los problemas con los implantes suelen estar relacionados con una mala colocación de estos y su consecuente pérdida.

Coronas, carillas y puentes.

Como es de esperarse, los problemas con estos tratamientos involucran mala colocación, error en los tamaños (que queden muy grandes o muy chicos), malos trabajos a la vista. Con algunas coronas o puentes, sucede que, al preparar al diente para su colocación, éste sea reducido tanto en tamaño que el nervio quede expuesto, provocando así un dolor crónico. Muchas veces las piezas resultan en pérdida total.

Ortodoncia.

Los tratamientos ortodónticos mal aplicados pueden tener consecuencias irreversibles, tales como la pérdida de dientes y lesiones dentro de la boca. El trastorno de la articulación temporomandibular o TMD también es común en estos casos.

Complicaciones por anestesia.

Después de las extracciones fallidas, las complicaciones por anestesia son las más comunes. De hecho, de los casos en los que se registran muertes por complicaciones dentales, aquellas que fueron por una mala administración de anestesia, lideran el conteo.

Inyecciones.

Cuando se inyecta dentro de la cavidad bucal, la pericia es vital. Un mal procedimiento puede terminar en afectaciones a nervios (como el lingual y el alveolar inferior). No solo es el procedimiento, sino también el medicamento que se administra. Es importante conocer el historial médico de cada paciente pues algunos de los medicamentos a administrar pueden estar contraindicados. Esto puede provocar complicaciones serias que pueden incluso terminar en la muerte del paciente.

Demandas por negligencia dental en Estados Unidos.

Más acerca de la negligencia dental.

Deja un comentario