Emancipación de menores

Los entresijos de la emancipación de menores en Estados Unidos; lo que significa y cómo puede obtenerse.

El menor «emancipado» asume la mayoría de las responsabilidades de los adultos antes de alcanzar la mayoría de edad (generalmente 18 años). Los menores emancipados ya no se consideran bajo el cuidado y control de los padres, sino que asumen la responsabilidad de su propio cuidado. Siga leyendo para conocer cómo pueden emanciparse los jóvenes y los tipos de responsabilidades y obligaciones que conlleva la emancipación.

¿Qué es la emancipación?

Por lo general, los padres o tutores legales son responsables de los niños que no han alcanzado la mayoría de edad. Esta edad varía de un estado a otro, pero normalmente es de 18 o 19 años (en Puerto Rico es de 21). Hasta que un niño haya alcanzado la mayoría de edad, se espera que los padres les proporcionen alojamiento, comida y ropa. Los padres también pueden decidir dónde vivirán y asistirán a la escuela sus hijos y pueden elegir la atención médica que recibirán.

Si un joven menor de edad se emancipa, el padre o tutor ya no tiene voz ni voto en la vida del menor. Un menor emancipado puede conservar los ingresos de un trabajo, decidir dónde vivir, tomar sus propias decisiones médicas y más.

Lo que los menores emancipados pueden y no pueden hacer.

Esencialmente, un menor emancipado funciona como un adulto en la sociedad. Aunque los derechos específicos varían un poco de un estado a otro, normalmente un menor emancipado puede:

  • celebrar contratos legalmente vinculantes, incluyendo la compra de bienes inmuebles o el alquiler de apartamentos,
  • inscribirse en la escuela de su elección,
  • demandar o ser demandado en la Corte,
  • solicitar un permiso de trabajo y conservar los ingresos obtenidos de un trabajo, y
  • tomar decisiones sobre el cuidado de la salud, incluyendo decisiones relacionadas con el aborto y el control de la natalidad.

La mayoría de los estados ponen algunos límites a lo que puede hacer un menor emancipado. Por ejemplo, muchos no permiten a los menores emancipados:

  • se casen sin el consentimiento de sus padres,
  • dejen la escuela,
  • compren o beban alcohol, o
  • voten u obtengan una licencia de conducir (antes de la edad legal en la que normalmente podrían hacerlo).

¿Cómo se puede obtener la emancipación?

La elegibilidad puede variar dependiendo de las leyes estatales, pero generalmente los menores pueden obtener la emancipación de sus padres o tutores legales por:

    • matrimonio,
    • unirse al ejército, u
    • obtener el permiso de un tribunal.

Algunos estados y territorios (como Luisiana y Puerto Rico) permiten una cuarta forma de emancipación limitada que sólo requiere el consentimiento de los padres, no el permiso del tribunal.

Emancipación por matrimonio. En la mayoría de los estados, los menores de edad se emancipan automáticamente una vez que se casan. Pero para casarse, los menores deben cumplir con los requisitos estatales de matrimonio. Cada estado establece una edad mínima para el matrimonio y a menudo requiere que los menores obtengan el consentimiento de los padres o la aprobación del tribunal antes de casarse. Por ejemplo, para casarse en California, un menor debe 1) tener por lo menos 14 años de edad, 2) estar acompañado por uno de sus padres o un tutor legal, y 3) comparecer ante el tribunal.

Emancipación por enlistamiento militar. Los menores pueden emanciparse al enlistarse en las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos. Pero como las políticas militares actualmente exigen que los enlistados tengan un diploma de secundaria o GED, la mayoría de los jóvenes tienen al menos 17 o 18 años antes de emanciparse por este medio.

Emancipación con permiso de la corte. Algunos (no todos) estados permiten que un menor se emancipe por orden judicial. Por lo general, el menor debe tener por lo menos 16 años de edad para hacerlo, aunque en California, menores de tan sólo 14 años pueden solicitar una emancipación al tribunal. El tribunal concederá la emancipación si cree que hacerlo servirá al mejor interés del joven – una determinación que se basa típicamente en factores como:

  • si el menor puede ser económicamente autosuficiente (generalmente a través de un empleo, en lugar de la ayuda o el bienestar del gobierno),
  • si el menor vive actualmente separado de sus padres o tutores o ha hecho arreglos de vida alternativos,
  • si el menor es lo suficientemente maduro para tomar decisiones y funcionar como adulto, y
  • si el menor va a la escuela o ha recibido un diploma de secundaria.

Procedimientos para la emancipación judicial.

Los menores que buscan la emancipación a través de una orden judicial deben seguir los procedimientos de petición que establece la ley de su estado. Aunque el proceso varía de un estado a otro, este es el procedimiento judicial para presentar una petición de emancipación.

  1. Petición. La petición de emancipación debe ser presentada por el menor (o por un abogado en su nombre). Normalmente, la petición incluye una explicación de por qué el menor busca la emancipación, información sobre la situación de vida actual del menor y pruebas de que el menor es (o pronto será) autosuficiente económicamente.
  2. Notificación a los padres. En la mayoría de los estados, los menores deben notificar a sus padres o tutores legales que se ha presentado una petición de emancipación, o explicar al tribunal por qué no quieren hacerlo.
  3. Audiencia. En la mayoría de los casos, el tribunal programa una audiencia en la que el juez hace preguntas y escucha las pruebas para decidir si la emancipación es en el mejor interés del menor.
  4. Declaración de emancipación. Si el tribunal decide que se debe ordenar la emancipación, emitirá una Declaración de Emancipación. El menor recién emancipado debe guardar copias de la declaración y entregarlas a las escuelas, los médicos, los propietarios y cualquier otra persona que normalmente requeriría el consentimiento de los padres antes de tratar con un menor.

Alternativas a la Emancipación.

Hay muchas razones por las que una persona joven podría buscar la emancipación. A veces un menor es muy rico (un niño actor, por ejemplo) y busca la emancipación por razones financieras y fiscales. Algunos jóvenes sufren abusos físicos o emocionales y quieren alejarse de un mal ambiente familiar. Otros menores sienten que no pueden llevarse bien con sus padres o tutores. La emancipación es sólo una opción en estas situaciones. Otras vías a explorar incluyen:

  • obtener ayuda del gobierno o de agencias privadas,
  • obtener asesoramiento para usted o su familia,
  • usar la ayuda de un mediador para discutir y resolver las diferencias con sus padres,
  • vivir con otro adulto responsable, o
  • vivir por su cuenta con el consentimiento informal de sus padres.

La emancipación viene con la mayoría de las responsabilidades y obligaciones de ser un adulto. Si está emancipado, o está considerando la emancipación,  edúquese sobre la ley y cómo afectará a su vida diaria.

Deja un comentario