Los diferentes tipos de custodia de menores.

Conozca acerca de las diferencias entre custodia legal, custodia física, custodia total y custodia compartida en Estados Unidos.

Custodia física

La custodia física significa que uno de los padres tiene el derecho de tener al niño viviendo con él o ella. Algunos estados asignarán la custodia física compartida cuando el niño pasa tiempo significativo con cada uno de sus padres. La custodia física compartida funciona mejor cuando ambos padres viven relativamente cerca uno del otro, ya que disminuye el estrés en los niños y les permite mantener una rutina bastante normal.

Cuando el niño vive principalmente con uno de los padres y tiene visitas con el otro, generalmente el padre con quién el niño vive (llamado progenitor custodio) tiene custodia física única o primaria, y el otro padre (el progenitor no custodio) tendrá derecho a visitar a su hijo.

Custodia legal

La custodia legal de un niño implica que uno de los padres tiene el derecho y la obligación de tomar decisiones acerca de la crianza del niño. Un padre con custodia legal sobre un niño puede tomar decisiones sobre su educación, sus enseñanzas religiosas y sus cuidados médicos. En muchos estados, la corte regularmente otorga la custodia legal conjunta, lo cual significa que las decisiones concernientes a los niños deben de ser tomadas de manera compartida por ambos padres.

Si usted comparte una custodia legal con el otro padre y lo o la excluye del proceso de tomar decisiones, éste puede llevarlo a corte de nuevo y solicitarle al juez que haga valer el acuerdo de custodia. Usted no será multado ni irá a la cárcel, pero probablemente sería un proceso penoso que causaría fricciones entre los dos, lo cual puede dañar al niño. Además, si usted es representado por un abogado es seguro que este pequeño proceso le costará mucho dinero.

En caso de que usted crea que las circunstancias entre usted y el otro padre del niño hacen imposible compartir la custodia legal de sus hijos, ya sea por que el otro padre no se comunique con usted o tenga actitudes abusivas, puede ir a la corte y solicitar la custodia total. Sin embargo, la mayoría de los estados prefiere las custodias legales conjuntas, por lo que si decide pedir una custodia total, tendrá que trabajar en convencer a la corte de los beneficios de ello.

Custodia total. 

Un padre puede tener la custodia legal total o la custodia física total. Las cortes por lo general no dudan en otorgar la custodia física total a uno de los padres si el otro padre es considerado no apto, por ejemplo, si este tiene una adicción a las drogas o al alcohol, o enfrenta cargos de abuso o negligencia infantil.

Sin embargo, las cortes de Estados Unidos otorgan cada vez menos custodias totales a uno solo de los padres y más bien prefieren que ambos tengan un rol y presencia importantes en la vida de sus hijos. Incluso si la corte asigna la custodia física total, ambas partes suelen compartir la custodia legal. Además, el padre no custodio suele gozar de visitas al menor bastante generosas. En estas situaciones, ambos padres toman decisiones conjuntas acerca de la educación de sus hijos, pero uno solo es considerado el guardián principal, mientras el otro solo tiene el derecho a visitar al menor después de realizar un acuerdo y agendar las visitas con el otro padre.

Cabe mencionar que lo normal es que exista cierta animosidad entre ambos padres. Sin embargo, es mejor no pretender la custodia exclusiva a menos que el otro padre verdaderamente ocasione daño directo al niño. Incluso si es así, la corte podría permitirle al otro padre visitas supervisadas al menor.

Custodia compartida.

Los padres que no viven juntos tienen la custodia compartida cuando comparten la toma de decisiones, las responsabilidades y la custodia física de sus hijos. Este tipo de custodia puede existir cuando los padres están separados, divorciados o simplemente no viven juntos. La custodia compartida puede ser:

  • Custodia legal compartida
  • Custodia física compartida (cuando el niño pasa una cantidad significativa de tiempo con cada uno de los padres)
  • Custodia física y legal compartida.

Acuerdos de custodia compartida.

Cuando los padres comparten la custodia de sus hijos, usualmente fijan una agenda de conformidad a sus requerimientos laborales, necesidades personales y a las necesidades de los niños. Si los padres no pueden ponerse de acuerdo en cuanto a la agenda, la corte impondrá un acuerdo. Otros arreglos de custodia física compartida incluyen:

  • Alternar meses, años, o semestres.
  • Pasar fines de semana, vacaciones y feriados con uno de los padres, mientras pasa los días de semana con el otro.

Existe incluso un arreglo de custodia compartida donde los niños permanecen dentro del hogar familiar y los padres se turnan mudándose dentro y fuera de este. De esta manera, los padres pasan su tiempo fuera en su casa propia. Esto es comúnmente llamado “custodia de nido de pájaro” o “anidando”.

Ventajas y desventajas de la custodia compartida.

La custodia compartida tiene la ventaja de asegurar a los niños contacto y participación continuos con ambos padres. Además, aliviana la carga de los deberes de crianza de cada padre.

No obstante, existen algunas desventajas:

  • Los niños deben transporse de un lugar a otro.
  • La falta de cooperación de uno de los padres puede tener efectos negativos en los niños.
  • Mantener dos casas puede resultar costoso para los padres.

Si usted tiene un acuerdo de custodia compartida, mantenga un registro organizado, detallado y completo de sus gastos y finanzas. Guarde los recibos de comestibles, escuelas, actividades extracurriculares, vestimenta y cuidados médicos de los niños. En algún punto, su ex pareja podría reclamar que él o ella ha gastado más dinero en los niños que usted, y un juez apreciará sus informes detallados.

Deja un comentario